CHIMALHUACÁN, Edomex., 24 de diciembre de 2013.- Mientras en gobierno de Distrito Federal se anuncia la reglamentación de marchas y manifestaciones, el alcalde de Chimalhuacán Telésforo García Carreón, dio a conocer que en el 2014 reanudaran sus movilizaciones sin afectar a  la ciudadanía.

El edil explicó que estas marchas al D.F., tienen que ver con la demanda de empleo y oportunidades de desarrollo en el municipio, para lo cual tienen contemplado el Centro Estratégico de Recuperación Ambiental del Oriente (CERAO).

El proyecto del CERAO contempla la construcción de un parque industrial que generará 40 mil empleos, mismos que estarán muy cerca del lugar de residencia de los chimalhuacanos, se trata del rescate de terrenos salitrosos a las orillas del ex vaso del Lago de Texcoco, con casi 800 hectáreas, en las que se pretenden crear complejos deportivos, recreacionales, educativos, industriales y médicos.

En 2012, luego de múltiples gestiones en la Cámara de Diputados, el pueblo y gobierno Chimalhuacano lograron que se etiquetaran 600 millones de pesos para aplicarlos en 2013 en la adquisición de terrenos y construcción de infraestructura vial en la zona de los Tlateles, sin embargo, el Gobierno Federal se niega a liberar los recursos.

“Con múltiples maniobras, las autoridades federales no ejecutan los recursos, pese a que tenemos minutas firmadas, nos dicen que ya merito se van a liberar los primeros 200 millones de pesos para la compra de tierra pero no vemos que sea real”, denunció el presidente municipal, Telésforo García Carreón.

Señaló que el pueblo de Chimalhuacán está dispuesto a realizar movilizaciones masivas dirigidas al Gobierno Federal, para hacer que el proyecto del CERAO se realice.

Agregó que las gestiones de este parque industrial lleva ya seis años, por lo que intensificarán las movilizaciones y redoblarán esfuerzos: “tal como sucedió con el Mexibús, que tardó 10 años en hacerse realidad, pero que finalmente logramos… insistiremos igual con el CERAO”.

Finalmente, el munícipe señaló que “contar con este grandísimo parque industrial, permitirá que seamos un municipio más integral y sustentable en el terreno económico, no sólo un mar de pobladores que viajan al Distrito Federal de madrugada y regresan de igual manera muy entrada la noche sólo a dormir. Asimismo, les haremos justicia a los pobladores de los Tlateles, quienes por décadas han esperado algún beneficio de estos predios salitrosos”.