TOLUCA, Edomex., 3 de diciembre de 2013.- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México, a través de las Jornadas Comunitarias y de Salud, acercaron servicios médico-asistenciales de instituciones públicas y privadas a casi 8 mil personas de zonas marginadas.

Héctor Velázquez Bucio, secretario ejecutivo de la CODHEM, indicó que durante este año se efectuaron 10 Jornadas y los municipios atendidos fueron El Oro, Naucalpan, Jocotitlán, Luvianos, Chapa de Mota, San Antonio la Isla, Polotitlán, Valle de Bravo, Malinalco y Calimaya, con un promedio de 800 personas atendidas en cada lugar, pues en algunos rebasaron los mil 100 asistentes.

Detalló que como parte de la vocación humanista de la CODHEM, cada mes, personal del organismo junto con representantes de más de 40 instituciones, federales, estatales y locales, organizaciones no gubernamentales además de iniciativa privada, se desplaza hasta lugares alejados, con el objetivo de acercar a la población vulnerable, servicios médicos-asistenciales, cursos de manualidades y alimentación sana, así como orientación legal, entre otras acciones.

Dichas Jornadas tienen el propósito de fomentar la cultura de la paz, de convivencia y armonía a través de información que se distribuye en dípticos, revistas y carteles, que sumado a los servicios diversos que se les ofrecen, ayudan a elevar la calidad de vida de los habitantes del lugar que se visita, así como hacer efectivo el derecho a la salud, a la información y a la educación, y al mismo tiempo fomentar una vida sin violencia.

El universo de población al que se enfoca la atención son los grupos vulnerables como los niños, mujeres, adultos mayores e indígenas, a quienes no sólo se les informa de las instancias que pueden apoyarles en diversos temas por medio de la instalación de stands, sino también con pláticas y ejemplos prácticos.

Sin embargo, el sector femenino es uno de los más participativos, al acompañar a sus hijos, como alumnos de las escuelas invitadas o simplemente acercarse a los stands instalados por lo general en las plazas cívicas o escuelas, para conocer los programas y servicios que ofrece la CODHEM, lo que genera que sean ellas las multiplicadoras de la información en sus comunidades.

Esto es fundamental en las zonas rurales e indígenas, recalcó el secretario ejecutivo, porque al ser las mujeres la principal encargada del cuidado y crianza de sus descendientes, cuando reciben información sobre sus derechos, se empoderan, los hacen valer, y los inculcan entre los integrantes de su familia.