TOLUCA, Edoméx., 6 de diciembre de 2016.- Bernardo “N” “N” de 27 años es señalado por la Procuraduría estatal como autor intelectual y material del homicidio de su primo de 4 años y tío de apellido Rojas de 55 años, empresario del sector transporte en el valle de Toluca que fue encontrado sin vida, junto con su hijo, a finales de octubre. Su muerte fue por disparo de arma de fuego en la cabeza.

El hallazgo de ese doble homicidio se registró a las 08:30 horas de la mañana del pasado 24 de octubre, los cuerpos estaban al interior de una camioneta estacionada en la calle José Vasconcelos de la colonia La Crespa, ubicada al norte de esta ciudad.

De acuerdo a las investigaciones de los especialistas de la Fiscalía de Homicidios de la Procuraduría estatal, el móvil del homicidio habría sido un desencuentro familiar, luego de que el hoy occiso le negó una oportunidad laboral a su sobrino Bernardo, presunto responsable de haber planeado, junto con su pareja sentimental y otra persona, el asesinato.

De acuerdo a Alejandro Gómez Sanchez, Procurador de justicia del Estado de México, la prueba principal para incriminar al detenido es el arma calibre 9 milímetros con la que se realizó el asesinato y que habría sido encontrada en un domicilio de la comunidad San Tedro Totoltepec de Toluca, inmueble cateado donde habita el sobrino que tras su detención fue llevado al penal estatal de Almoloya de Juárez.

“Ambos cuerpos tenían los ojos vendados e impactos de arma de fuego en la cabeza”, precisó el Procurador.

Detalló que el equipo de especialistas inició la recolección de indicios que entre otras acciones les permitió tener acceso a imágenes de cámaras que hay en la zona.

“Fue posible establecer que ese mismo día, pero alrededor de las 06:30 horas, ambas víctimas salieron de su domicilio con rumbo al colegio donde estudiaba el menor de edad y para ello se trasladaron en un vehículo compacto”, dijo Gómez Sánchez.

De acuerdo a las investigaciones en la calle Valladolid esquina con Lázaro Cárdenas, padre e hijo fueron interceptados por varios sujetos armados, quienes iban en una camioneta blanca “éstos los sometieron, los golpearon y los subieron por la fuerza a la camioneta señalada, mientras que otro individuo se llevó el vehículo compacto con rumbo desconocido”, precisó el procurador.

Mencionó que a través de imágenes captadas por algunas videocámaras, se logró establecer que los agresores realizaron un seguimiento (06:47 horas de ese día) de sus víctimas, en la misma camioneta donde minutos después fueron encontrados sin vida.

Las investigaciones le permiten sostener al procurador, se dijo durante la conferencia de prensa convocada para dar a conocer la detención, que el sobrino reclutó a varias personas para cometer el asesinato y que en la casa cateada se localizaron “dos armas de fuego, una de ellas  tipo escuadra calibre 9 milímetros y un revolver calibre 380. Derivado del estudio de balística realizado a ambas armas, se pudo establecer mediante este método científico que la pistola tipo escuadra calibre 9 milímetros encontrada en el inmueble, fue la misma utilizada para privar de la vida a las dos víctimas”.

Junto con Bernardo fueron asegurados Erick “N” “N” y María Teresa “N” “N”, personas que enfrentaran los cargos desde el penal de Almoloya de Juárez.