TEXCOCO, Edomex, 20 de septiembre del 2016.- Por décadas y sexenio , la central camionera de Texcoco, se han convertido en una de las principales demandas de los habitantes de este municipio, demanda que más de cinco gobernadores han prometido y ninguno la ha cumplido.

 

El presidente municipal de Texcoco, Higinio Martínez Miranda, reconoce que la obra es entendida por la administraciòn que encabaza como una urgente necesidad en el municipio, que por ser cabecera distrital, es la confluencia de mas de 15 rutas distintas de transporte público, algunos con sus propias bases, pero todas con unidades en vialidades del primer cuadro de localidad.
“Sabemos que la terminal es una necesidad para Texcoco, pero gobernadores han ido y venido y ninguno a podio cumplir esta promesa”, explicó el alcalde, mientras que vecinos señalan que desde que Emilio Chuayffet Chemor gobernaba el Estado de México hizo este compromiso sin cumplirlo.

 

Los mismo paso con Arturo Montiel, quien en vistas a Texcoco, reconoció entre sus principales necesidades la urgencia de una terminal de autobuses y todo tipo de transporte público. Sin embargo pasó «sin pena ni gloria», y la promesa no se cumplió.

 

Posteriormente el mismo presidente de México Enrique Peña Nieto, cuando en calidad de gobernador del Estado de México asistió a la toma de posesión del entonces presidente municipal Constanzo de la Vega Membrillo, dejó la gobernatura y se fue a la presidencia de México sin que se lograra “la terminal para Texcoco”.

 

En la toma de posesión del actual alcalde Higinio Martínez, el pasado 15 de diciembre, en su discurso, volvió a tocar el tema sobre la urgente necesidad de contar con una Central camionera, para poder sacar del primer cuadro de del municipio al transporte público y poder proyectar turísticamente a Texcoco.

 

Y aunque el gobernador en respuesta se comprometió a atender esta demanda, hasta el momento no se ha cumplido, y los texcocanos sobre todo los que viven en el primer cuadro de la ciudad siguen padeciendo por el caos vial que genera el transporte público, en calles como Nicolás Bravo, Colón, Juárez sur, Fray Pedro De Gante, Emiliano Zapata, Josefa Ortis de Domínguez entre otras.

 

“Sabemos que una central camionera es una inversión millonaria, y que sólo con el apoyo del gobierno federal y estatal de podría lograr, pero en la calle Nicolás Bravo el transporte público nos tiene secuestrados desde hace mas de 20 años, y nadie hace nada para retirar a las rutas de la zona”, dijo la Alonso Caballero, vecinos de una de las cerradas que desembocan en esa calle.

 

Por la saturación de las rutas, aquí padecemos desde saturación de la calle porque no podemos entrar a nuestras casas por que están llena de camionetas de las diferentes rutas, hay más delincuencia y hasta malos olores porque la gente utiliza la calle como sanitario, “ yo quisiera que el gobernador viniera un día con nosotros y viviera los que es estar invadido por el taxis, combis y microbuses”, dijo Adelina García Moreno.

 

Texcoco es una añeja ciudad, cuyo crecimiento y urbanización se dio en el siglo XIX, con calles angostas para calles adecuadas al transporte de la época y agua en ha habido algunos cambios y adecuaciones, la gran cantidad de unidades de transporte público que llegan, impiden la movilidad y afectando el centro histórico de esta localidad.