TOLUCA, Edoméx, 13 de octubre del 2016.- “La intervención del Estado en la repartición de recursos de desarrollo social es algo indebido”, así de escueto fue el diputado panista Raymundo Guzmán Corroviñas, al ser cuestionado sobre la manera de proceder del Gobierno del Estado de México en las reuniones masivas en distintos puntos de la entidad, donde se ha visto hacer anticipado “proselitismo” a favor de su partido para la próxima contienda electoral.

“Hemos detectado la repartición de despensas, de la tarjeta ‘La Efectiva’, con presencia del gobernador y de ‘precandidatos’ al Gobierno del estado. Nosotros, como Fracción Parlamentaria hacemos un llamado a la responsabilidad, a que el Gobierno del estado se mantenga imparcial en el proceso y que no utilice los recursos públicos para favorecer a su partido y a sus aliados. Nosotros estamos conscientes de que la ciudadanía hará una puntual evaluación de los resultados del gobierno y esa evaluación se verá el 4 de junio del 2017”, acotó el legislador blanquiazul.

Para el secretario de la Comisión Legislativa de Planeación y Gasto Público, su partido estará promoviendo los medios legales para hacer notar esto entre la ciudadanía.

“Los municipios en los que hemos visto esta actividad son Huixquilucan y Cuautitlán Izcalli, pero sabemos de otros municipios. Lo más seguro es que lo sigan haciendo en todo el territorio estatal estas entregas de apoyos, por lo que nosotros interpondremos lo recursos legales para que no continúen. Si el objetivo verdadero fuera beneficiar a la población, lo harían de otra forma y no en eventos masivos. Se trataría de acerca al ciudadano al gobierno y no a través de eventos masivos faraónicos, que son para acercarse al ciudadano para favorecerse con su simpatía y con aplausos fáciles, olvidando ayudarle como debe y exige”, expresó el diputado local.

La manera en la que el PAN considera prudente proporcionar estos productos necesarios para la población, sería con la infraestructura del Gobierno estatal en las comunidades donde realmente se necesitan, donde son prioritarios y sin fines electorales.

“Los programas de desarrollo social, cuyo presupuesto es muy importante vigilar su uso, no debe prestarse para fines electorales, sino para un verdadero ataque a la pobreza, que no se ha logrado mitigar. Son más de ocho millones de pobres, son más que cuando inició este gobierno estatal”, concretó el legislador Raymundo Guzmán Corroviñas.