COACALCO, Edomex, 25 de noviembre.- Es una “verdadera simulación” del gobierno federal, estatal y municipal la lucha contra la violencia contra las mujeres, porque hay muchas mujeres asesinadas y ni siquiera existe un registro nacional de feminicidos.

Lo anterior fue expuesto por la diputada federal del PAN, Karina Labastida Sotelo, secretaria de la Comisión Especial de seguimiento a los casos de feminicidio y destacó que los datos más recientes del INEGI indican que 46 de cada 100 mujeres mayores de 15 años sufre violencia física, económica, emocional o sexual.

La legisladora  aclaró que si bien las cifras son importantes para medir el índice de violencia contra las mujeres, más importante aún es exigir a las autoridades correspondientes resultados que permitan revertir esa tendencia.

Destacó que la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares -que se realiza de manera periódica- es uno de los principales mecanismos con que se cuenta para conocer información respecto a la violencia contra las mujeres. Sin embargo, muchas veces los gobiernos estatales se niegan a proporcionan datos al respecto.

“Si las autoridades no dan esa información porque en verdad no la tienen, eso hablaría de la gran indiferencia que muestran hacia esta problemática; pero si tienen los datos y los ocultan resulta peor, porque además de convertirse en cómplices de los agresores,  pretenden esconder la basura bajo la alfombra; basura que no nos dejan ver, pero sabemos que está allí porque apesta tanto como su ineptitud para brindar protección a las mujeres”, aseguró.

La también secretaria de la Comisión de Justicia, destacó también que son las propias procuradurías de justicia estatales las encargadas de proporcionar al INEGI información sobre la violencia de género.

“Es decir: La iglesia en manos de Lutero; porque muchas veces las mujeres son revictimizadas por los propios policías y el Ministerio Público, cuando de manera morbosa le piden no omitir detalles de la violación sexual que sufrió, o  de los tocamientos indebidos de que fue objeto. Y si la víctima es divorciada o madre soltera, además de bonita y joven, la revictimización por parte de las autoridades es prácticamente un hecho”, advirtió.

Karina Labastida también resaltó que la gran mayoría –alrededor 80 por ciento- de estas agresiones quedan impunes, y esa impunidad es lo que alienta la comisión del delito; por eso y de acuerdo a cifras de Inmujeres, en México diariamente mueren seis mujeres a causa de la violencia de género.