VALLE DE CHALCO, Edomex., 11 de diciembre de 2013.- En su trayecto, los miles de peregrinos del Valle de México se encuentran con personas que les ofrecen frutas, agua embotellada, comida y golosinas, se trata de familias que en agradecimiento a los favores recibidos de la Virgen de Guadalupe prometen ayudar a sus peregrinos.
Otras personas por promesa de cada año también hacen lo propio para dar un obsequio a quienes van a cumplir con su manda a los pies de la reina de México.
Jorge es un ciudadano de Valle de Chalco que desde temprana hora se dispuso a colocar todo lo indispensable para cocinar 100 kilos de carne al pastor para regalar tacos a los peregrinos.
Jorge dijo hacer esto todos los años porque simple y sencillamente en su negocio le va muy bien.
Aseguró que los peregrinos que pasan, difícilmente se resisten al olor del alimento y en tres horas se acaba la taquiza.
El Nacional Monte de Piedad montó una casa de campaña y dos edecanes se encargaban de obsequiar porciones de leche envasada y pan a las personas, los niños eran los que más se acercan a recibir la leche. También montaron un juego de sanitarios móviles y hasta una pantalla con la que algunos peregrinos se detenían para mirar un rato programas de televisión, el módulo de Monte de Piedad estará hasta la mañana del 12 de diciembre.