TOLUCA, Edomex, 23 de diciembre de 2013.- En el Estado de México se registra aproximadamente 10 por ciento de los casi seis mil suicidios presentados anualmente en el país, por lo que las autoridades mexiquenses junto con especialistas en las Ciencias de la Conducta, están obligados a realizar diversas acciones para tratar de disminuir dicho indicador.

Para el psicólogo Luis Javier Villegas López, miembro del Cuerpo de Intervención en Psicología de la Facultad de Ciencias de la Conducta de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), el problema en la entidad es muy complejo y tiene que ser entendido no como un hecho aislado que se presenta de forma repentina, sino como la suma de un conjunto de factores que durante varios meses o incluso años, se van sumando hasta desencadenar que un individuo termine con su vida.

En ese sentido, precisó que factores emocionales, económicos y problema de coyuntura al interior de una familia, podrían ser algunos elementos que están presentes atrás de un suicidio.

Villegas López puntualizó que los miembros de una familia donde ya se registró un suicidio, tienen un grado de riesgo más alto de que se vuelva a presentar otro evento similar, por lo que las autoridades y especialistas en el tema, están obligados a poner en práctica, un mecanismo ágil y eficiente que permita brindar apoyo a los familiares y grupos cercanos de la víctima de forma inmediata.

Para el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) que año con año evalúa dichos indicadores,  “el suicidio es un fenómeno complejo, debido a que influyen diversos factores de riesgo, como biológicos, psicológicos, sociales, entre otros”.

Advierte que “puede ser predecible a través de la conducta suicida (ideación, planeación e intento), dada esta situación la Organización Mundial de la Salud (OMS) fomenta en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para su prevención”.

Según los datos del INEGI los suicidios se han convertido en un problema de salud pública en México, pues de acuerdo con las estadísticas de mortalidad, durante 2011 en el país se registraron 5 mil 718 suicidios, de los cuales 80.8% fueron consumados por hombres y 19.2% correspondió a mujeres, lo que significa que ocurren cuatro suicidios de hombres por cada suicidio de una mujer.