CUAUTITLÁN, Edomex., 12 de diciembre de 2013.- Los peregrinos colmaron nuevamente la Casa de San Juan Diego. La Calzada Guadalupe se convirtió en una romería y desde temprano cientos de personas, de familias enteras caminaron hasta la iglesia de El Cerrito.

El padre Marco Antonio Barrera, encargado del Santuario de la Siempre Virgen María y Casa de San Juan Diego, ofició una misa tras otra y recibió las peregrinaciones programadas para este día.

La peregrinación de la colonia Luis Echeverría, Cuautitlán Izcalli, cumplió 42 años de realizarse. La inició Isabel Marín Zárate y ahora la encabeza su hija Julieta González Marín, de 61 años de edad. Los colonos caminaron unos 12 kilómetros para agradecer a la Virgen de Guadalupe.

Marina Chagoya Gómez, de 68 años, comenzó hace 32 años la peregrinación de la colonia La Piedad y desde entonces es una tradición. La primera vez fueron 10 peregrinos y hace un año juntaron casi dos mil.

La Organización Sonidera de Cuautitlán Izcalli, que agrupa a 10 sonidos, cumplió tres años de caminar a la Casa de San Juan Diego. Acudieron integrantes de los sonidos Chavalo, Ritmo y Sabor, Súper Kalet, Estrella Azul, Miami y Súper Pillo.

Luis Germán Aldana, del sonido Ritmo y Sabor, aseguró que el próximo domingo realizarán una comida y posteriormente una tocada gratuita, en el auditorio de La Aurora.

Los peregrinos de la iglesia de El Cerrito, como es conocido el santuario, llevaron imágenes de la Virgen de Guadalupe y de San Juan Diego, cuya fe de este último crece poco a poco.