Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto:

Autoestima no debe estar en función de popularidad en redes sociales

Redacción/Quadratin
 
| 26 de febrero de 2014 | 11:16
 A-
 A+

TOLUCA, Edomex, 26 de febrero de 2014.- La popularidad de un adolescente no debe medirse en las redes sociales, ya que le traerá problemas de baja autoestima, depresión y falta de comunicación con sus padres, afirmó Sandra Tetatzin Contreras, psicóloga adscrita a la Secretaría General de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.

Explicó que el exceso del uso de las redes sociales, conlleva riesgos para las y los jóvenes, pues en la actualidad las utilizan para saber qué tan importantes son para los demás; sin embargo, no necesitan de ello para ser reconocidos como parte fundamental de la sociedad.

Resaltó que el hecho de que una joven o un joven esté inscrito a una red social, no necesariamente le va a dar el estatus o reconocimiento que requiere; hoy en día, dijo, muchos lo toman así, la usan como catapulta para medir qué tan populares son o no, dentro del ambiente en el que se desenvuelven y los resultados a veces no son los esperados.

La también instructora certificada de la Codhem indicó que en la actualidad, la mayor parte de las actividades de los jóvenes se relaciona con las redes sociales, lo que genera falta de comunicación con sus padres, no estar cara a cara con sus amigos y, aislarse en su teléfono, tableta o computadora, y no les permiten reconocer que a su alrededor hay una vida real en la que pueden interactuar y convivir.

Todo esto trae como consecuencia directa afectaciones físicas, psicológicas y biológicas, al obsesionarse con una red social, pues el hecho de no contar con likes en sus fotos o publicaciones, les provocará además, problemas de autoestima.

También pueden ser víctimas de bullying cibernético y de burlas que pueden afectarles su autoestima, causarles depresión y llevarlos a cometer intentos de suicidio por ver exhibida su vida privada, en una red social.

Para evitar daños, comentó que es esencial la comunicación verbal con su familia y amigos para no alejarse del mundo en el que se desenvuelven, así como desconectar los teléfonos durante reuniones familiares y sociales, para sentir las emociones verdaderas de una relación interpersonal.

Sugirió a los padres de familia estar atentos para detectar si su hijo muestra alguna adicción a una red social, a fin de brindarle apoyo emocional e incluso, solicitar atención psicológica para hacerle entender que es importante como persona.

Explicó que la Codhem brinda pláticas, talleres y conferencias dirigidas a los adolescentes, con temas como Riesgos de los adolescentes en la sociedad actual, Violencia en el noviazgo, Violencia escolar, Derechos humanos y Bienestar personal, así como Autoestima y adicciones, en donde se les dice cómo prevenirlo para no caer en situaciones desagradables.

Por último, recalcó que no deben dar datos personales en las redes sociales, lugares a los que van, en dónde se encuentran, ni sus horarios de escuela, trabajo o esparcimiento, porque pueden ser víctimas de trata de personas, prostitución, secuestros o abusos físicos y hacerlos blanco fácil de la delincuencia.