TOLUCA, Edomex., 18 de noviembre de 2013.- A pesar de que en la pasada edición de El Buen Fin la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió casi un centenar de denuncias por abusos e incumplimientos de los diversos proveedores y prestadores de servicios en el país, este lunes y el último día del programa de compras impulsado por el Gobierno Federal, la delegación estatal de la defensa del consumidor en Toluca permaneció cerrada a los usuarios.

Las oficinas ubicadas en la calle Santos Degollado en pleno Centro de la capital mexiquense permanecieron con sus puertas cerradas y sin poder dar atención al público usuario que pudiera haber visto vulnerados sus derechos como consumidores en las tiendas que se sumaron en esta edición a El Buen Fin.

Cabe señalar que la Profeco ha dado a conocer que tan solo en las ediciones 2011 y 2012 de esta práctica comercial se registró un aumento de quejas del orden de 7.6 por ciento por lo que no es razonable el que esta dependencia haya cerrado sus puertas en este día feriado pero que también es el último día de ofertas amparadas bajo esta figura comercial.

Sin embargo, los compradores de este buen fin aprovecharon la página electrónica en redes sociales de esta campaña de comercio para dar a conocer quejas por lo que consideraron engaños y malas prácticas apareciendo como las más reiteradas los centros comerciales de la cadena Walmart y la aerolínea Volaris.