TLALNEPANTLA, Edomex., 22 de noviembre de 2013.- “Apenas estoy aprendiendo a florear”, relató Lauro Emilio, de 7 años de edad.

El pequeño jinete encabezó el contingente de la Asociación de Charros Venancio Ugalde de Tlalnepantla durante el pasado desfile realizado en este municipio para conmemorar el 103 aniversario de la Revolución Mexicana.

“Los caballos son unos animales que sí reciben mucho cuidado, te van a aceptar como miembro de su manada. Lo tienes que cuidar y eso”, mencionó el menor.

Lauro Emilio cursa el segundo año de primaria y lo que sabe de charrería lo aprendió de su hermano Gerardo, de 21 años de edad.

Gerardo aseguró que la charrería es el deporte nacional y es la segunda generación de su familia que practica la actividad.

Fernando Morales García, también integrante de dicha asociación y juez nacional de charrería, aseguró que en todo el país existen espacios para practicar el deporte.

Agregó que en el Valle de México hay lienzos charros en Tlalnepantla, Naucalpan, Atizapán, Nicolás Romero, Huehuetoca, Tultitlán y Teoloyucan, entre otros municipios mexiquenses.

“No se debe de perder porque es la única tradición que nos queda, es el deporte nacional y el único que hay que defender, cuidar mucho”, dijo.

Añadió que “el deporte lo estamos metiendo en las escuelas ya, la Cámara de Diputados hizo un decreto para que se meta en los libros de primaria, para que conozcan nuestras tradiciones, porque hay mucha gente que no conoce nuestras tradiciones”.

Tlalnepantla es un municipio de gran tradición charra, por lo que es común que el grupo de charros cierre los desfiles del 20 de noviembre.