CHIMALHUACÁN, Edomex. 9 de diciembre.- El Mexibús número 033 que recorría la ruta Chimalhuacán- Nezahualcóyotl- Pantitlán, chocó contra la estación Guerrero Chimalli y derribó árboles, cuando un vehículo color negro invadió el carril confinado.
En este percance nocturno, el resultado fue de 28 lesionados, que recibieron golpes y heridas por cristales rotos.
El hecho ocurrió la noche del domingo, cuando el Mexibús de la empresa Transred casi llegaba a la estación Guerrero Chimalli de Chimalhuacán, con velocidad moderada, pero de repente le salió el vehículo negro y para no impactarlo, el conductor del vehículo articulado maniobro bruscamente y perdió el control.
La pesada unidad hizo zig zag, brincó la guarnición, alcanzó algunos árboles y se detuvo bruscamente cuando chocó de frente con la estación Guerrero Chimalli.
Con el impacto, varios pasajeros cayeron, se golpearon con la carrocería y resultaron heridos con los cristales que se rompieron.
Rogelio Martínez, uno de los lesionados, alcanzó a explicar que el responsable del accidente fue un carro negro que invadió el carril confinado del Mexibús y para no chocar con él, el conductor del articulado trató de esquivarlo.
«A mí se me incrustaron varios vidrios en la cabeza, cuando caí», expresó.
En el percance, se registraron 28 lesionados, todos con golpes y heridas leves, ninguno de gravedad y algunos de ellos fueron canalizados al hospital 90 Camas y a un hospital particular para su valorización.