TOLUCA, Edomex., 19 de noviembre.— La Secretaría de Medio Ambiente ha clausurado este año alrededor de cien aserraderos, de los cuales, una gran mayoría operaba en las inmediaciones del Nevado de Toluca y en algunos casos en la clandestinidad.

El secretario de Medio Ambiente, Juvenal Cruz Roa, destacó que otros 21 aserraderos clausurados podrían ser reabiertos una vez que regularicen su situación, aunque por el momento permanecen con clausura temporal.

Explicó que recientemente, y derivado de una firma de convenio con el gobierno federal, la Protectora de Bosques (Probosque) del gobierno del Estado de México logró recuperar sus atribuciones en materia forestal, por lo cual realiza supervisión de aserraderos, inspección de filtros de transporte de madera y vigilancia de zonas forestales.

Explicó que de los 303 aserraderos que se tienen ubicados en todo el territorio, se han clausurado al menos cien, la mayoría porque no contaban con las autorizaciones correspondientes y otros porque los volúmenes que eran autorizados, no se respetaban.

Cruz Roa aseguró que el combate a la tala clandestina continúa siendo una de las principales preocupación, ya que persisten presiones sobre zonas forestales importantes tanto del valle de México como el valle de Toluca, en este último caso en municipios aledaños al volcán Xinantécatl.

Existen cuando menos 11 municipios donde se mantienen “focos rojos” debido a los volúmenes de madera decomisada y obtenida clandestinamente por los taladores.

Entre estos municipios se encuentran Valle de Bravo, Ocuilán, Jilotzingo, Te mascaltepec, Sultepec, y Villa del Carbón.

Informó que próximamente se dará a conocer la lista de aserraderos que se clausuraron de forma definitiva por no cumplir con la legislación vigente o violar los parámetros establecidos.

No habrá pista de esquiar

Por otra parte, el funcionario dijo que no hay ningún proyecto para construir una pista para esquiar en el Nevado de Toluca, ni para la construcción de hoteles de cinco estrellas como se ha especulado.

Indicó que este tipo de proyectos no son viables con el nuevo estatus jurídico del Nevado y que no hay posibilidad de desarrollos de este tipo, pues la única actividad posible es el campismo y el ecoturismo.