MÉXICO, D.F., 23 de julio del 2014.- Las oficinas centrales de Human Corporation, compañía donde laboraban las tres personas asesinadas el lunes en el kilómetro 15+400 de la carretera Chamapa-Lechería, en Atizapán, fueron clausuradas el viernes por la delegación Miguel Hidalgo, debido a una falta a la ley de establecimientos mercantiles.

A las 14:30 horas de ese día, autoridades delegacionales colocaron sellos al inmueble, ubicado en el 79 de Herschel, en Polanco.

La mujer que murió baleada era trabajadora de la empresa, mientras los hombres armados presuntamente eran elementos del Cuerpo de Seguridad Auxiliar del Estado de México (Cusaem), que fueron contratados como escoltas.

El motivo del ataque, señala Reforma, aún no está claro, según las primeras indagatorias de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM).

En el lugar no se hallaron indicios de que la camioneta en la que iban las víctimas hubiera sido frenada intempestivamente, por lo que se sospecha que fue estacionada instantes antes de la agresión.

El vehículo, una Chevrolet Colorado con placas 923-XVU, tenía los logotipos de Human Corporation, dedicada a la contratación de trabajadores para surtir a otras compañías.

Óscar Gálvez, gerente jurídico de Human Corporation, indicó que por el momento no habrá un pronunciamiento oficial sobre lo sucedido.

Cabe recordar que el pasado lunes, unidades de la policía federal, bomberos de Atizapán y motocicletas de algunos reporteros de los medios de comunicación que se encontraban abanderando el triple homicidio de los empleados de Human Corporation fueron arrastrados por un tráiler que se impactó a toda velocidad.