CIUDAD DE MÉXICO, Edomex., 30 de mayo de 2014.- Padres de familia y maestros sostienen que el bullying en las escuelas siempre ha existido, y es originado por la desatención en el hogar.

En un recorrido por planteles educativos de la Colonia del Valle de la Ciudad de México, se levantaron testimonios que coinciden en que la violencia en los centros educativos tiene su origen en la casa, como lo aseguró este miércoles el secretario de Educación Emilio Chuayffet, según informa Reforma.

«Antes, la convivencia era mayor y distinta», reflexionó el consultor Fernando Machú tras dejar a sus hijos en el Colegio Fernando de Magallanes.

Ahora, opinó, los niños conviven sólo en las aulas y, al llegar a su hogar, se resguardan a ver televisión o a jugar videojuegos.

Aunque reconoció que cuando era niño igual había violencia entre alumnos, estimó que no se manifestaba con la intensidad actual.

«Cuando yo estaba en primaria y se querían pelear, se decían: ‘nos vemos en la calle de Flora (aledaña al colegio) y ahí se daban sus golpes», recordó Guillermo González, de 59 años de edad, padre de dos niños de la primaria José Martí.

Mientras maestros y padres de familia afirmaron que en el bullying hay más de un responsable, en algunas escuelas han recurrido a diferentes técnicas para enfrentar el fenómeno.

Juan Carlos Alfonso, maestro de Ciencias, explicó que en el Colegio Fernando de Magallanes ofrecen pláticas y conferencias a la comunidad estudiantil con miras a disminuir la violencia.

«No tenemos problemas de armas blancas, ni de armas de fuego. La implementación va en razón de la violencia verbal que se ejerce, los apodos», detalló.

En otro colegio, las autoridades dieron a conocer que cuentan con una instancia que atiende y da seguimiento a alumnos rezagados y con problemas de comportamiento, aunque reconocieron que hay muchos padres de familia que se escudan en su falta de tiempo y responsabilizan a la institución de las actitudes de sus hijos.

«La escuela no puede hacer maravillas cuando no existe, por parte de lo padres de familia, voluntad para dar un seguimiento», externó el director de otra escuela, quien pidió el anonimato.

Para el docente, los que generan el bullying suelen ser niños poco atendidos en casa y sin buena comunicación con sus padres; «es mucho pedirle a los maestros que aparte de docentes, seamos psicólogos, seamos trabajadores sociales, seamos héroes anónimos», indicó.

Aunque padres entrevistados afirmaron que el bullying está controlado en sus escuelas, algunos de sus hijos opinaron lo contrario.

El hijo de Laura Palomares, que cursa cuarto de primaria, contó cómo los de sexto grado golpean a los más pequeños.

«Les quitan su comida para tirarla al escusado o pisarla. Alguna vez sí me intentaron lastimar, pero rápido corrí», señaló.