TOLUCA, Edomex.,  9 de diciembre de 2013.- A través de la práctica de valores se promueve el respeto a las personas con discapacidad y una cultura de no discriminación, aseguró Marco Antonio Morales Gómez, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México.

Al respecto, el Ombudsman de la entidad dijo que al tratarse de un asunto de valores, el combate a la discriminación es tarea de cada individuo, con lo cual, es necesario sensibilizarse uno mismo en el tema antes que pretender hacerlo con los demás, reiteró.

Promover la solidaridad y la comunión, dijo, es vital para combatir y erradicar las prácticas discriminatorias en contra de las personas con discapacidad y en la medida en que estos valores se promuevan entre la población, la sociedad avanzará en materia de respeto a las diferencias, pero sobre todo en una actitud de humanidad y sensibilidad.

En este sentido,  el titular de la Defensoría de Habitantes subrayó la necesidad de que los integrantes de la sociedad practiquen los valores como la única forma de prevenir y combatir el tema de la discriminación.

Reconoció que la población no ha entendido la importancia de ser incluyente con las personas discapacitadas, pues todos estamos expuestos a sufrir esta situación en mayor o menor medida, por ello hay que estar preparado para atender a este sector de la población.

De igual manera señaló que la discapacidad no es un obstáculo para que las personas alcancen sus metas, ya que existen ejemplos de personas exitosas y productivas, a quienes la falta de algún miembro o sentido no han sido impedimento para lograr sus objetivos, sólo hay que darle su justa dimensión al tema para atenderlo de manera adecuada, indicó.