OZUMBA, Edomex., 6 de diciembre de 2013.- Las farderas o delincuentes que roban sus pertenencias a mercaderes no son castigadas debido a que a las víctimas no les interesa interponer denuncias formales por temor a ser perseguidos o simplemente por el pesar de acudir a la Subprocuraduría a denunciar.

Miguel González, jefe de servicios de la comandancia municipal, informó que los martes y viernes detectan de dos a tres robos de farderas y quienes cometen los ilícitos llegan nada más hasta la comandancia de policía, ahí la gente prefiere recuperar sus pertenencias y optan por no seguir los procesos de denuncia, por no acudir al Ministerio Público en la Subprocuraduría de Amecameca a interponer su acusación, por eso los delincuentes se dejan libres con el riesgo de que vuelvan a delinquir.

«Nosotros ya no podemos hacer nada cuando el afectado ya no quiere proceder legalmente, las personas dicen que se llevan lo que les quitaron y prefieren retirarse, obviamente se tiene que dejar a los culpables en libertad», comentó el jefe policíaco.

El tianguis del martes es el más importante de Ozumba pues llegan mercaderes de toda la región, lo cual es un importante atractivo para quienes se especializan en robar a comerciantes y clientes.