TOLUCA, Edomex., 6 de marzo de 2014.- “Es mi deber proteger a la ciudadanía, yo no voy a arriesgar a quienes eventualmente podrían asistir a este concierto, es mi deber cuidar su integridad y velar por su protección, así es que ya hemos notificados a la autoridad municipal, hemos notificado a los organizadores de la suspensión de este evento”.

En estos términos y de manera textual se refirió el gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas respecto al Hell & Heaven Metal Fest 2014 que se realizaría en el municipio de Texcoco a pesar de los señalamientos de la alcaldesa en torno a que este evento se estará llevando a cabo de cualquier manera.

Al término de un evento, el propio titular del ejecutivo citó a los medios de comunicación para fijar la postura del Gobierno Estatal respecto a este acto masivo que esperaba congregar a por lo menos 80 mil personas fanáticas del metal.

“Yo les confieso, a mí me gusta la música, me gusta el rock, me gusta Guns N’ Roses, Kiss, Carisma, por ejemplo; a mi hijos les gusta la música, los conciertos, pero como padre de familia yo no voy a exponer a mis hijos ni a la gente que eventualmente pudiera asistir”.

El mandatario aseveró que incluso ya se contactó con la autoridad federal para que se apliquen los términos administrativos, fiscales, penales, inclusive que sean procedentes para que este concierto se suspenda, por lo que llamó a las autoridades municipales y a los organizadores a que hablen con la verdad, “ese evento no se va a realizar”.

Incluso fue más allá y adelantó que en caso de que se lleve a cabo la realización de este evento se estará procediendo con todo el peso de la ley a quien ose desafiar el anuncio del mandatario.

Por su parte el director de Protección Civil estatal, Arturo Vilchis Esquivel, indicó que la restricción para la realización del concierto obedece principalmente a que no se cumplió con la normatividad aplicable tanto a nivel federal como a nivel estatal para su realización.

El gobernador mexiquense aseveró que la suspensión sólo obedece a cuestiones de seguridad y protección a los asistentes, no a ningún otro aspecto.