TEXCOCO, Edomex., 20 de enero de 2014.- Pese a los operativos policíacos, los asaltos en camiones que van de la (Terminal de Autobuses de Pasajeros de Oriente (TAPO) hacia Texcoco siguen afectando a usuarios, ahora en los Texcoco Plus, en donde los asaltantes despojan de sus pertenecías a usuarios antes de llegar al Periférico y la caseta de cobro.

En estos casos, la empresa no se hace responsable y hasta se molesta con las víctimas que llegan a la terminal a reclamar, pues no reconocen que son sus medidas de seguridad las que fallan.

Esto se desprende de la experiencia de pasajeros, quienes el pasado 18 de enero fueron asaltados en un autobús Texcoco Plus en la salida de las 20:40 horas.

Uno de los pasajeros, José Juan Miranda López, denunció que al subir al autobús pasan por un arco detector de metales, les revisan bolsas y hasta los rostros de los pasajeros son videograbados; sin embargo, los asaltos continúan.

Dentro de su narración, Miranda López señaló que fue sobre la avenida Oceanía cuando tres sujetos que habían subido como pasajeros, se pararon y se distribuyeron sobre el pasillo del autobús; uno de ellos, que no se vio, estaba armado y ordenó al chofer que parara y abriera las puertas, cuando en estos lugares está prohibido subir pasaje.

Enseguida subieron tres sujetos más, «pero estos sí traían armas de fuego, ya que a mí me encañonó”, dijo. Asimismo, agregó que con gritos y groserías los despojaron de todo y se bajaron antes de cruzar Periférico y llegar a la caseta de cobro.

Tras el asalto, llegando a la caseta pidieron el apoyo de la Policía Federal, quienes junto con elementos municipales de Texcoco realizan operativos de revisión de pasajeros y unidades para evitar asaltos.

«Pero ahora los asaltantes cambiaron de técnica y los atracos los hacen entre los límites del Distrito Federal y el municipio de Nezahualcóyotl, anterior de llegar al periférico”.

Los pasajeros del autobús llegaron acompañados de la Policía Federal a la terminal de los México-Texcoco, pero los representantes de la empresa los mandaron a levantar el acta, sin hacerse responsables de nada.

«La empresa ADO, que es dueña de los México-Texcoco, no se quiso hacer responsable de nada ya que esto fue, según ellos, un incidente fuera de sus manos», se lamentaron los pasajeros.

Por último, señalaron que si en la TAPO, antes de abordar, les revisan maletas, pasan por un detector de metales, “nos catean y nos toman vídeo estando ya en nuestros asientos, ¿entonces cómo pasó el asalto?”, se preguntaron los pasajeros.

Después de los hechos, pidieron ver los vídeos para identificar a los asaltantes, pero la empresa señaló que sólo los pueden mostrar si los solicita una instancia judicial.

El servicio Texcoco Plus es lo que podría llamarse un servicio seguro y de primera, ya que sale de la TAPO y no puede hacer paradas hasta llegar a la terminal; sin embargo, los asaltantes que subieron en la terminal hicieron parar la unidad en una zona en donde no puede parar ningún tipo de autobús, mucho menos los llamados servicios de primera, ya que el riesgo de asaltos está afectando cualquier tipo de servicio.