NAUCALPAN, Méx. En 2012 gobiernos municipales del estado de México desviaron 600 millones de pesos de programas federales y estatales para el pago de nómina, informó el diputado local Luis Marrón Agustín, presidente de la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM).

El legislador panista afirmó que 12 servidores públicos municipales fueron inhabilitados debido a irregularidades detectadas en las cuentas públicas de los 125 municipios de la entidad, aunque sólo en el caso de Zinacantepec existe una denuncia penal por presunto desvío de recursos públicos.

Explicó que auditorías practicadas por el OSFEM a los municipios mexiquenses revelaron las citadas irregularidades, sobre todo el desvío de recursos de programas federales y estatales para el pago de nómina, principalmente del FISM y Fortamum.

Mencionó que tales desvíos son analizados “para determinar el monto que le corresponde a cada exadministración y poder deslindar responsabilidades”.