TOLUCA, Edomex., 26 de diciembre de 2013.- Al cuestionarle su opinión sobre la ola de inseguridad que se vive en México, Francisco Javier Chavolla Ramos, Obispo de Toluca, comentó que alcanzar la paz no es un sueño utópico, es un anhelo que hay en el corazón de cada persona, por lo que debemos ser constructores de paz, ya que aseguro en el corazón del hombre existe mucha discordia “hasta en los periodistas “agregó, tenemos que empezar desde nosotros mismos.

Señaló que la iglesia no solo da formación espiritual, sino que también da formación humana y no únicamente al creyente; hay que compartir los valores para todos los ciudadanos, ya que afirmó que una persona que es constructora de paz desde su propio ser no solo transmite valores evangélicos y cristianos, comunica valores humanos.

El Obispo enfatizó en que no son las estructuras llámese ejército, gobierno o policía, debemos todos juntos generar la honestidad y somos nosotros los que debemos construir la paz desde nuestro corazón.

Al concluir Chavolla Ramos dijo que el clero no  está exento de sentirse inseguro, también sufre de amenazas, extorsiones y chantajes, platicó que ha recibido llamadas en su casa queriéndolo extorsionar pero cuelga el teléfono y se presenta a hacer denuncia, “Somos parte del pueblo y el pueblo está sufriendo”, finalizó.