Y de pronto a Televisa Deportes encontró la cordura, desenvainó la espada de justiciero y la enarboló en una campaña en defensa de los miles, millones, trillones y cuatrillones de aficionados al futbol que no podrán ver el partido de ida de la final del futbol en televisión abierta.

¿Y desde cuándo le importa eso a Televisa? ¿Desde cuándo su preocupación por las masas marginadas que no tienen acceso a la televisión restringida? Esos simples “pobres jodidos” -como alguna vez dijo EAV- son de los que finalmente se acordó ahora, y pretende hacer creer que los “defiende”, dándoles voz y voto. Paradójicamente son exactamente los mismos “jodidos” que le valen un soberano cacahuate cada semana, y en cada evento importante.

¿Cuántos partidos usted no ha podido ver de su equipo favorito porque pasa solo por Sky? ¿Cuántos partidos no verá del mundial porque son exclusivos de Sky? ¿Cuántos de ustedes en Monterrey, Guadalajara o alguna otra ciudad han tenido que pagar pago por evento de un partido de su equipo porque se bloquea la señal abierta? Seguramente centenas de veces. Pero en ese momento, usted o yo, como todos los jodidos que no tenemos Sky, no le importamos, porque si Sky es de ellos, el negocio lo es también, entonces todo es perfecto, todo es válido, todo es justo.

La idea de lanzar una campaña en defensa de los “derechos” de los millones de aficionados de ver una final por televisión abierta son los mismos que pisotean cada semana, en un negocio que por lícito no deja de ser injusto e inequitativo para la mayoría. Pero, ¿con qué calidad moral se atreven a sugerir, opinar, cuándo sí y cuándo no debe haber televisión abierta?

Se necesita tener muy escasas neuronas, y exceso de estiércol en la cabecita quien planeó, sugirió y ejecutó esa campaña que es todo un monumento al cinismo y a la hipocresía. ¿Pensaron acaso que alguien les creería esa campaña tan llena de “altruismo” y “democracia”? Pensaron de verdad que el aficionado común, aún el que no tiene acceso a la tv restringida -que cierto, son millones todavía- creería semejante patraña. Qué pena que la empresa líder en habla hispana crea todavía que su auditorio es estúpido y absolutamente ignorante.

No son las masas marginadas lo que le interesa a TD con esta “campañita”. No es usted ni yo, que podemos estar jodidos por no tener acceso a televisión restringida. Y aunque estoy seguro que usted eso lo tiene muy claro y lo sabe muy bien, simplemente se lo confirmo. Esa campaña falsa, hipócrita y cínica es porque el negocio de la final de ida no es de ellos, ni de su socio comercial Tv Azteca y sí de su próximo competidor directo.

Les dolió el orgullo y el bolsillo, porque ellos (Televisa y Tv Azteca) no podrán comercializar los programas previos, ni los posteriores, porque no tendrán la “exclusiva” de jugadores, entrenadores, directivos e instalaciones de uno de los equipos, como ellos lo imponen de manera totalmente discriminatoria a ESPN, Fox Sports, TVC y otras cadenas cuando se trata de la Selección Nacional o de sus equipos, sus finales y su negocio.

Lamentablemente no se puede ir contra la globalización. Exactamente lo que hoy atacan, defendieron con ardor hace años cuando los primeros partidos fueron exclusivos de Sky y argumentaron con una visión real; “es España, sólo se pasan uno o dos juegos por tv abierta, sucede lo mismo en otros países. El futuro del futbol y los deportes es la televisión por cable, el pago por evento”. Y eso, créanme, no ha cambiado ni cambiará, nos guste o no.

Pero no quiero ser mal pensado, a lo mejor no es una patraña. Quizás esta campaña contra la Tv restringida, contra Slim, contra Fox Sports, contra UNOTV, contra Telemundo, no es monumento al cinismo y a la hipocresía como pienso que lo es.

Demos entonces el beneficio de la duda. Quizá Televisa se reencontró con la ética y los valores que tanto presume en sus campañas publicitarias. Quizá Televisa anuncie en las próximas horas que todos los partidos de la Premier League, los de la Liga Mx, algunos del ascenso, los de la Liga Española, todos los partidos del mundial y muchos otros ya no serán exclusivos de Sky, y los transmitirá en televisión abierta porque millones y millones de aficionados tienen el derecho de disfrutarlos, como ahora la final León-América, por la cual se dan golpes de pecho.

Si así sucede, entonces ofreceré una disculpa pública, me retiraré de los medios, agradeceré a los directivos de esa gran empresa donde trabajé muchos años y tengo tantos amigos, su bonhomía, su cambio de actitud, su nueva ética, en aras de apoyar a los más jodidos.

Si no es así, seguiré pensando que en algunos puestos de la misma la ausencia de neuronas es total como inmensa su soberbia como para seguir pensando que una burda y enorme patraña puede ser creída. Porque con esta campaña han perdido mucho más de lo que pensaron ganar. ¿O usted qué piensa al respecto?

Comentarios, sugerencias, reclamaciones y mentadas enviarlas a mi correo [email protected] y/o mi Twitter @fantasmasuarez. Mis columnas anteriores pueden consultarlas en el blog de mi página deportilitika.com.