IXTAPALUCA, Edomex. 3 de diciembre de 2013.- Un millón de firmas de mexiquenses fueron llevadas al palacio legislativo de San Lázaro, para exigir alto a la inseguridad en el Estado de México y que el gobernador Eruviel Ávila Villegas, se ponga a trabajar en este tema y no en la represión contra las organizaciones sociales.
Entre las peticiones de los dirigentes de Antorcha Campesina que organizaron la marcha hacia San Lázaro, en el Distrito Federal, buscan que  el señor Manuel Serrano Vallejo, padre de la alcaldesa de Ixtapaluca, Maricela Serrano Hernández, quien fue secuestrado hace dos meses, sea regresado vivo con sus familiares.
La marcha de habitantes de los municipios de Ixtapaluca y Chimalhuacán llegó al medio día al recinto legislativo, para más tarde ingresar una comisión de Antorchistas, para entregar los paquetes con el millón de firmas.
En la comisión de estos militantes del PRI estuvo la propia Maricela Serrano Hernández y su esposo el diputado Jesús Tolentino Román Bojórquez, que exhibieron varias cajas con las firmas.