TOLUCA, Edomex., 19 de diciembre de 2013.- Los tres vuelos de carga que cada 24 horas arriban al Aeropuerto Internacional de la ciudad Adolfo López Mateos son supervisados a través de tres filtros que realiza tanto personal de la Aduna de Toluca como de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) y personal de las compañías que realizan el traslado de contenedores.

De acuerdo al capitán Héctor Salcedo de la Mora, titular de la seguridad al interior del inmueble aeroportuario, las decenas de contenedores que trasladan todos los días aeronaves como el McDonnell Douglas DC-10 de la empresa Fedex, son supervisados por trabajadores de la misma Aduana, así como por inspectores de las diferentes Secretarías del Gobierno Federal que están apostados en las líneas donde se descarga la mercancía.

“Normalmente en el DC-10 viene mucha materia prima para las fábricas armadoras de vehículos, paquetería en general y todo tipo de productos que uno no puede ni imaginarse. Se lleva un protocolo de seguridad para detectar que no lleguen materiales peligrosos, de riesgo o irregulares, es decir, sin documentación”, precisó el capitán Salcedo de la Mora.

Detalló que los procesos de verificación de la mercancía no sólo son llevados de manera escrupulosa por los mismos empleados de Fedex, sino también por representantes de la autoridad, por lo que descartó que se pueda ingresar, vía aérea, algún producto ilegal o que simplemente no cuentan con permiso o la autorización requerida.

“Tenemos hasta tres verificaciones, son vuelos de carga provenientes de Estados Unidos, con cientos de toneladas de mercancía”, acotó.