Seis presuntos integrantes de la banda los «Mazaros» fueron capturados por la policía municipal, después de que recibieron una llamada de que estaban asaltando a usuarios del transporte público y a transeúntes con violencia, portaban una ametralladora Uzi, granadas y otras armas largas.