TOLUCA, Edomex., 20 de noviembre de 2013.- Este martes, los reporteros de la fuente asignados a la cobertura de los eventos del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, “sacaron las uñas” y huyeron de su “corral”.

Muy al estilo antorchista o al más puro estilo revolucionario, los representantes de varios medios de comunicación comenzaron a tratar de derribar las vallas que los separaban de su fuente de información.

Y es que no pudieron soportar más. Tampoco pudieron pasar más allá. Una veintena de policías vestidos de civil se los impedía. Estaba en realidad solos. A un lado de la trifulca pasó el ombudsman mexiquense y simplemente se acercó para acelerar el paso. Así nadie los defendería.

En los últimos años, desde el gobierno que encabezó Enrique Peña hasta la fecha, los reporteros son conminados a realizar su trabajo desde un “corral” -generalmente hecho con vallas- . Desde allí tienen que trabajar. No les queda de otra. El gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas no ha hecho un pronunciamiento respecto a este tema.