TLALNEPANTLA, Edomex., 21 de diciembre de 2013.- El Hospital General de Zona 58 del IMSS es un vecino incómodo para los habitantes del fraccionamiento Las Margaritas.

Las seis pequeñas calles de esta comunidad son invadidas por vehículos de derechohabientes de la institución.

“El problema principal es el gran flujo de personas y vehículos, los cuales nos invaden entradas, lugares para estacionarnos. Otro problema son las ambulancias que llegan, no apagan las sirenas, hacen mucho ruido a cualquier hora”, aseguró un colono de calle Alcatraces.

Agregó: “Mucha gente viene de paso y los rateros a veces son de ocasión. No sabemos si es gente que viene al Seguro o nos andan monitoreando. Si no estuviera el hospital sólo habría tránsito local y si viéramos gente ajena a la colonia pondríamos más atención. Aquí es una gran cantidad de gente que entra y sale”.

Gabriela Gama Soto, habitante de Las Margaritas, mencionó que el personal del hospital del IMSS y los colonos conviven obligadamente, por lo que es necesario que se sienten a dialogar para resolver los problemas.

“El Seguro ha ido aumentando en sus derechohabientes y nosotros seguimos siendo seis calles. Y somos el estacionamiento del Seguro Social, no tienen estacionamientos ni para el que trabaja, ni para el derechohabiente. Entonces se viene todo en conjunto, la inseguridad, la basura, los puestos ambulantes, todo eso se viene en escalada y realmente al IMSS, que es gobierno federal, no le interesa resolverlo”, afirmó.

La dirigente vecinal dijo que en diversas ocasiones han planteado el problema al ayuntamiento de Tlalnepantla y al propio IMSS, sin que hasta el momento hayan solucionado el conflicto.

El gobierno municipal colocó estructuras tubulares plegables para supuestamente evitar que derechohabientes del IMSS se estacionen en las calles de Las Margaritas, lo que no funcionó, pues los automovilistas las manipulan y estacionan sus vehículos.

Algunas calles del fraccionamiento Jardines de Santa Mónica, como el Convento de Santa Mónica, también son utilizadas por los automovilistas para dejar sus vehículos.

Los colonos relataron que hace más de 30 años fue construido el hospital del IMSS en su comunidad, aunque al principio los problemas no eran tan graves como en la actualidad, pues el nosocomio atiende derechohabientes de Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán y Nicolás Romero.