TOLUCA, Edomex., 5 de junio del 2014.- La más reciente declaración del secretario de Educación en el Estado de México, Raymundo Martínez Carbajal, señalando a los medios de comunicación como los promotores del bullying que se presenta en las escuelas de la entidad y del país va en contra de varios autores especialistas en el tema de comunicación.

Gérard Imbert, sociólogo de la Universidad Carlos III de Madrid España, señala en su obra Los escenarios de la violencia que “los medios de comunicación informan, sacan a la luz, crean una conciencia, vuelven a definir los límites de lo que es aceptable y de lo que no lo es. Al hacer esto agrupan a la gente en oposición al desorden, refuerzan la creencia en valores comunes, facilitan la imposición de sanciones y refuerzan el control social”.

Y es que recientemente el encargado de la política educativa en la entidad y maestro en sociología destacó que “las escuelas no son el origen de la violencia, no son el origen de los problemas, al contrario, son el reflejo de lo que sucede en la sociedad… ya que los medios de comunicación son los que hacen apología del delito y sus noticias que más destacan son las que hablan de violencia y de la manera violenta en que se relaciona la sociedad”.

Laura González Ballesteros, que publicó Signos y la cultura de la violencia de la Universidad de Córdoba, señala que “los medios de comunicación trabajan sobre lo inmediato, lo que altera el ritmo de lo cotidiano. Las imágenes que recibimos de hechos violentos no se construyen solamente con la escala de valores que el autor tiene acerca de la violencia, sino que existe un discurso social previo de la violencia”.

Cabe señalar que las apreciaciones que vertiera el secretario en torno a los medios tiene un sustento teórico que fue defendido por Michel Foucault, teórico social y filósofo francés, el cual señaló “el que está sometido a un campo de visibilidad -y que lo sabe- reproduce por su cuenta las coacciones del poder”; sin embargo, esta fue una teoría de los años 70 y que es estudiada por los comunicadores en su formación profesional básica.