ACOLMAN, Edomex., 19 de noviembre de 2013.- Mujeres artesanas de este municipio empiezan a elaborar  las tradicionales piñatas, que son utilizadas en las fiestas decembrinas, la cual se convierte en la principal actividad económica durante los últimos meses del año.

De diferentes tamaños y colores las mujeres tienen que elaborar las piezas que tienen su principal demanda a finales del mes de noviembre.

Las mujeres tienen la responsabilidad de continuar la tradición de fabricar piñatas, ya que desde la llegada de los frailes agustinos en el siglo XVI, esta actividad ha disminuido considerablemente en nuestros días.

La familia Zacarías Camacho, forran ollas de barro, cortan papel de china, cartón, aluminio y dan forma a las piñatas que los niños y adultos rompen en las posadas.

En estos días comienzan a elaborar el tradicional producto navideño y dejan de lado otras actividades para dedicarse al 100 por ciento.

En un pequeño taller familiar, frente al ex convento de Acolman, la familia Zacarías Camacho ha logrado subsistir, ganar clientes y vender sus productos al estado de Hidalgo y a las centrales de Abasto de Ecatepec y de Iztapalapa, en la Ciudad de México.

Doña Romana, dijo sentirse orgullosa de ser una de las pocas artesanas del municipio de Acolman, pero al mismo tiempo lamentó la falta de interés de la población para mantener vivo dicho arte.