TOLUCA, Edomex., 30 de septiembre de 2014.- Una mujer de 31 años, madre de tres hijos, fue localizada sin vida la mañana de este martes al interior de una zona de milpas de la calle Josefa Ortiz de Domínguez, casi en su intersección con Ignacio López Rayon del barrio San José de Guadalupe, en la comunidad de San Mateo Otzacatipan, al norte de la capital mexiquense.

El hallazgo fue realizado por vecinos, luego de que horas antes familiares de la occisa habrían iniciado su búsqueda, pues no regresaba a casa donde la aguardaban sus hijos de 2, 5 y 7 años de edad, así como su madre, con la que vivía.

Versiones preliminares extraoficiales señalaron que el deceso de la mujer fue por congestión, aunque dicha hipótesis de inmediato fue descartada por sus vecinos, pues aseguraron que no tomaba alcohol.

«Eso es una mentira, ella no tomaba, tenía a sus tres hijos. Se ve que la arrastraron y la metieron a las milpas, ahí la mataron. Se ven claramente las huellas de lodo de cómo la llevaron hasta ahí. Yo la vi y no tenía un balazo, ni sangre, la ahorcaron», dijo uno de los vecinos.

Al respecto, un elemento de seguridad pública dio a conocer que aunque no hay certeza de cómo perdió la vida, al momento del hallazgo la mujer no contaba con su celular, aunque familiares afirman que sí lo traía cuando salió de su hogar.


«Quizás la atracaron y se calentaron el o los que cometieron esto, en ese supuesto. El cuerpo no mostraba señales de que hubiera sido violentada sexualmente», precisó el elemento policiaco.

Es de destacar que cuando los especialistas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) arribaron al lugar para recabar evidencias, localizaron en el sitio una botella de tequila, la cual tenía un cuarto de su contenido y no presentaba ninguna mancha de lodo o tierra.

«Esa botella se la sembraron, ella no tomaba, ya lo comenté», insistió uno de los vecinos, el cual precisó que la joven madre se desempeñaba en una fábrica como obrera en una de las empresas que está en el Parque Industrial Esportec, frente al Aeropuerto de Toluca.

De confirmarse que la mujer fue víctima de uno o varios feminicidas, el caso se convertiría en el número 38 en lo que va del presente año en el Estado de México.