CHALCO, Edomex., 30 de noviembre del 2013.- Madres de familia preocupadas por la inseguridad, hicieron un llamado al gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas para que la gente del pueblo de San Martín Cuautlalpan pueda recobrar la tranquilidad.
“¡Señor gobernador!, ¡señor gobernador¡,  ¡no deje solo al pueblo de San Martín Cuautlalpan¡, ya que la delincuencia nos ha tomado la medida”, exclama a jefas de familia desesperada a ante los embate de la delincuencia en su comunidad, en donde la extorsión, el secuestro y los asesinatos han venido mermando la armonía de las familias.
Madres principalmente preocupadas por la inseguridad que está prevaleciendo en su comunidad de San Martín Cuautlalpan, piden a gritos que intervenga el Ejercito Mexicano, ya que ya no creen en su policía municipal, dicen que en ésta comunidad cada 15 días le secuestran a un familiar.
Las manifestantes lanzaron acusaciones: «el alcalde, Francisco Osorno Soberón, nos prometió que estaría la Base de   Operaciones Mixta (BOM), sin embargo, no nos ha mandado nada”, coincidieron en señalar.
Señalaron que son más de 35 mil habitantes, y que el alcalde solamente les quiere enviar una patrulla, por lo que, pedirán al Ejercito Mexicano que patrullen las calles, ya que de otra manera, la población se podrá organizar de distinta manera, como auto protegerse, dijeron.
Arnulfo Tapia Trujillo, director de seguridad y tránsito municipal, de ésta localidad, dijo que, “La solución de inseguridad en esta población, es que entre los habitantes y ésta dirección de seguridad, haya mejor comunicación, ya que la policía comunitaria no tendría eco ante la delincuencia, aparte que estarían fuera dela ley”. Dijo.
“Creemos con toda sinceridad que, con el Mando Único y las denuncias de la ciudadanía, podremos hacerle frente a la delincuencia organizada, por lo que tanto el ejército mexicano, policía estatal, (SSC), y los elementos dela policía municipal, además dela ciudadanía, les daremos la batalla a la delincuencia”.