IXTAPALUCA, Edomex., 26 de junio de 2014.- Ante el anuncio de una marcha de más de 50 mil antorchistas al Distrito Federal, para exigir al Gobierno Federal se aclare el presunto secuestro político del señor Manuel Serrano Vallejo; vecinos pidieron a la alcaldesa Maricela Serrano Hernández, deje de gastar el presupuesto para tantas cadenas humanas, marchas y acarreos.

En un comunicado del Movimiento Antorchista, informaron que los alumnos del Centro Universitario Tlacaélel (CUT) -propiedad de Antorcha-, se unirán a la marcha que se llevará a cabo el próximo 8 de julio en el Zócalo del Distrito Federal, para pedir el regreso de don Manuel Serrano, padre de la edil.

Asimismo, establecieron que los más de 400 universitarios se sumarán al contingente de 20 mil ixtapaluquenses, conformado por las localidades de Ayotla, Tlapacoya, Tlalpizáhuac, Ávila Camacho, Río Frío, San Francisco y Coatepec, entre otras.

Nos unimos a nuestra presidenta municipal, porque estamos hartos de la violencia”, afirmó Mario Alberto González Cedillo, estudiante del CUT.

Sin embargo, vecinos reconocieron que la alcaldesa tiene razón en seguir buscando a su padre, pero de esto no tienen ninguna culpa las familias de la entidad, pues ella fue elegida para gobernar y no para “gastarse el presupuesto en marchas y marchas al DF».

Asimismo, el grupo de pobladores solicitó a Serrano Hernández no utilizar el presupuesto del municipio y dejar de «acarrear» a colonos, estudiantes y trabajadores para sus marchas, “que no dejan ningún beneficio a los pueblos y colonias de Ixtapaluca”.

«Pensará Maricela Serrano que somos sus enemigos, pero no. Nosotros la elegimos para presidenta municipal, pero ha descuidado sus obligaciones, como la de ayudar a las familias que se inundaron en las colonias Alfredo del Mazo y 20 de Noviembre, donde perdieron sus muebles».

Finalmente, agregaron que se arriesgan mucho con dar su punto de vista porque han visto que los líderes de Antorcha son represivos, pero “queremos que nos escuche la presidenta municipal y sí esperamos que pronto regrese su padre, pero no con marchas y dinero del presupuesto de Ixtapaluca».