ECATEPEC, Edomex., 27 de noviembre de 2013.- Más de 500 policías estatales apoyaron a personal de la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México, PGJEM y del Ayuntamiento de Ecatepec a clausurar unos 30 deshuesaderos y refaccionarias que se instalaron desde hace más de 20 años sobre terrenos federales de la Avenida Central, en la colonia El Potrero .

El operativo se desplegó en la conocida Curva del Diablo, donde el lugar fue custodiado por los uniformados, incluso algunos de ellos hacían rondines a caballo.

Durante más de dos horas el personal colocó sellos de “suspendido” y enumeró los locales para tener un control de ellos.

Asimismo, policías ministeriales también intervinieron en este operativo, entrando a los negocios para verificar si encontraban autos robados o alguna otra evidencia de ilícitos.

La circulación vial sobre la Avenida Central fue afectada por la presencia de la policía y el personal que colocaba los sellos de clausura, ya que sólo se permitía el paso por un carril.

El gobierno del Estado de México, así como el Ayuntamiento aún no informan sobre este operativo de clausura.

Los más de 500 policías estatales permanecerán en el lugar mientras se terminan las clausuras y se levanta un inventario de los autos y refacciones encontrada en los más de 30 locales.