JOHANNESBURGO, Sudáfrica., 17 de noviembre de 2013.- Winnie Madikizela-Mandela, ex mujer de Nelson Mandela reveló  a un periódico sudafricano, el icono de la lucha contra el Apartheid sigue “bastante enfermo” y no es capaz de hablar, sino que “se comunica por signos”.
Nelson Mandela, de 95 años y tratado en su domicilio desde principios de septiembre, “se comunica por signos con su rostro”. “No puede articular” palabras “debido a todos los tubos que tiene en la boca para drenar (los fluidos) de sus pulmones”, señaló Madikizela-Mandela a The Sunday Independent.
“Los médicos nos han dicho que esperan que recupere su voz”, precisó, negando tajantemente que Mandela esté sometido a respiración artificial.
“He escuchado que está puesto bajo respiración artificial. No lo está”, aseguró.

En las manos de 22 médicosMandela, primer presidente negro de Sudáfrica, está siendo cuidado por un equipo de 22 médicos en su domicilio de Johannesburgo desde el 1 de septiembre, tras haber pasado tres meses ingresado por una infección pulmonar.
A pesar de que ya está curado de la neumonía que padecía, sus pulmones siguen frágiles, indicó Winnie Madikizela-Mandela.
“Es difícil para él”, “sigue siendo muy sensible a los gérmenes, por lo que debe permanecer en un ambiente esterilizado. Su habitación es como una sala de cuidados intensivos”, relató al periódico. Pero “cuando está relajado, va bien”, aseguró.