TEPOTZOTLÁN, Edomex.,  18 de diciembre de 2013.- Las especies de agave bracteosa, victoria reginae y temacapunilinensis están en riesgo de extinción. También las echeverias lauri, setosa deminuta  y setosa minor.

Las anteriores son algunas de las plantas mexicanas que fueron acorraladas por la urbanización y están en riesgo de perderse, incluso el agave temacapunilinensis ya no se reproduce en su hábitat natural, en tres regiones de Guanajuato, donde se construye una presa.

El Parque Ecológico Xochitla, localizado en Tepotzotlán, alberga la colección Joyas de la Naturaleza Mexicana, proyecto que busca la conservación y conocimiento de más de 130 especies de plantas silvestres nativas mexicanas de importancia ornamental y alimenticia.

El proyecto contempla ocho grupos de plantas silvestres: tigridias, nochebuenas, echeverias, orquídeas, agaves, cempasúchil, bromelias y quelites.

Las plantas fueron donadas a Xochitla para su resguardo por la Macro Red de Ornamentales, perteneciente al Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) y el Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos (Sinarefi), de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

La bióloga Perla Victoria García Flores, responsable de Estudios Técnicos de Xochitla, informó que el proyecto busca la exhibición, conservación y recuperación de semillas para propagar dichas especies.

La Fundación Xochitla desarrolla desde hace más de 25 años proyectos ambientales enfocados a la conservación y preservación de áreas verdes en ambientes urbanos, lo que ayuda además a mejorar la calidad de vida de las personas.

El proyecto Joyas de la Naturaleza Mexicanas forma parte del jardín botánico de Xochitla, que resguarda más de 250 especies de plantas como árboles, arbustos y plantas acuáticas mexicanas, algunas que están en categoría de riesgo.