IXTAPALUCA, Edomex., 14 de marzo de 2014.- Don Manuel Serrano Vallejo tiene 158 días de haber sido secuestrado en el municipio de Tultitlán, la alcaldesa de Ixtapaluca, Maricela Serrano Hernández, le pidió ayer públicamente al gobernador Eruviel Ávila Villegas utilizar todos los recursos a su alcance para agilizar las investigaciones y localizar a su padre.

Serrano Hernández expresó que el Gobierno del Estado de México debe de usar toda la tecnología para ubicarlo y «estoy segura que toda mi familia le agradecerá su intervención, porque al igual que cualquier otra familia, requerimos la paz y la tranquilidad de debe de existir en todo ser humano».

Don Manuel Serrano fue secuestrado el 6 de octubre del 2013 cuando se dirigía a su puesto de revistas en Tultitlán, desde entonces la alcaldesa de Ixtapaluca y sus compañeros del Movimiento Antorchista han realizado marchas y mítines tanto en la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Palacio de Gobierno de Toluca y en la Ciudad de México frente a la Secretaría de Gobernación y la Procuraduría General de la República.

Pero a pesar de sus movilizaciones y «cadenas humanas», incluyendo la entrega de más de un millón de firmas a la Cámara de Diputados de San Lázaro, por la inseguridad en el estado de México, la presidenta municipal de Ixtapaluca no ha recibido una sola respuesta.

Y en esta ocasión, cuando el gobernador Eruviel Ávila Villegas estuvo frente a ella en un acto público en el que se inauguró una universidad mexiquense del Bicentenario en la unidad habitacional de Santa Bárbara, la hija de don Manuel Serrano Vallejo insistió en la petición de ayuda.

Eruviel Ávila dijo: «Le quiero expresar a nuestra presidenta municipal, a la licenciada Maricela Serrano, que estamos solidarios y además de solidarios, estamos comprometidos para poder, a usted, hacerle justicia, a su familia, a don Manuel».

Explicó también públicamente que el Gobierno del Estado de México está coordinado con la PGR y la PGJEM, para «poder dar con quienes han cometido estos delitos, que son realmente muy cobardes, y en este caso y en todos, habremos que actuar con toda firmeza, con todo el peso de la ley».

Maricela Serrano y el Movimiento Antorchista Nacional, durante 158 días, desde la desaparición de don Manuel Serrano, habían sostenido que su secuestro había sido por motivos políticos y por exigirle al gobernador Eruviel Ávila Villegas que cumpliera con sus compromisos de campaña.