MORELIA, Michoacán, 18 de noviembre de 2013.- La Asociación de Defensores del Jaguar y la comunidad científica de México piden castigo para los cazadores que mataron y cocinaron un jaguar y presumieron el delito ambiental en una cuenta de Facebook.

Rodrigo Núñez, presidente del Grupo de Expertos del Jaguar, afirma que ‘existen leyes bastante estrictas en contra de aquellas gentes que maten jaguares, que son varios años de cárcel o varios millones de pesos de multas, sin embargo si no se aplica no sirve de nada, si estas personas no son castigadas el mensaje va a ser muy claro a la población, si tu matas un jaguar no va a pasar nada’.

México tiene una población de apenas cuatro mil jaguares distribuidos en todo el territorio nacional.

Rodrigo Núñez indica que ‘los estados que tienen menos población de jaguares son precisamente los del norte; las poblaciones más grandes las encontramos en la península de Yucatán, las selvas de Oaxaca, las selvas de Chiapas’.

Rodrigo Núñez es responsable de una reserva donde se obtienen imágenes con las que se monitorea la población de jaguares y se intenta mantenerlos protegidos.

‘Por el tamaño del país y los diferentes ecosistemas que ocupa el jaguar, vamos muy lento pero con paso seguro’.

asegura que Brasil y México son la esperanza para la conservación de esta especie.

‘Después de Brasil, en la selva del Amazonas, la segunda selva con una mayor población de jaguares es precisamente la selva maya que abarca parte de la selva lacandona y la península de Yucatán’.

El jaguar es una especie en peligro de extinción por lo que piden acción legal contra los cazadores.

‘Fue indígnate esta situación del jaguar que mataron en Nuevo León y se lo comieron, pero sería más indignante que no pasara nada, que todo quedara como un momento del Facebook’, asegura Nuñez.

La Asociación de Defensores del Jaguar y las autoridades de protección al medio ambiente y recursos naturales celebrarán una reunión nacional en la Ciudad de México para analizar los avances en la conservación de esta especie y dar seguimiento al caso de los cazadores que mataron y cocinaron un jaguar en Nuevo León.