SANTA CLARA, Cal., 6 de septiembre de 2014.- Pocos recordarán en Rusia 2018 que el Tri inició el camino un día de septiembre cuatro años atrás. De cualquier modo, la siguiente Copa del Mundo es el objetivo trazado a partir del amistoso de esta noche contra Chile.

 

La Selección Mexicana volverá a la actividad después de su esperanzadora, pero rutinaria participación en Brasil 2014, donde sobraron motivos para hacer historia y faltó quitarse el estigma de la eliminación en Octavos.

 

Con un plantel fresco, en el que varios jóvenes aportan un toque juvenil, el Tri jugará el primero de seis amistosos antes de cerrar el 2014 que pasará a la historia porque el entrenador Miguel Herrera sobrevivió una Copa del Mundo para iniciar el cuatrienio siguiente.

 

Novedades en la convocatoria como Erick Torres, Oswaldo Alanís, Luis Venegas o Miguel Herrera Equihua son posibles gracias al cambio generacional marcado por el fin e inicio de un ciclo, señala el portal deportivo mediotiempo.com.

 

Rafael Márquez desea darle paso a las nuevas generaciones, mientras que otros indiscutibles como Javier Hernández y Raúl Jiménez no fueron llamados para que resolvieran o continuaran la adaptación a sus nuevos clubes, además de que Héctor Moreno mantiene en rehabilitación.

 

(Más en: http://bit.ly/1qEmXpk)