TOLUCA, Edomex., 7 de enero de 2014.- En entrevista con Quadratín Estado de México, el dirigente estatal del PRD Juan Hugo de la Rosa señaló en primera instancia que los grupos de autodefensa no prosperan en el estado a pesar de las constantes ejecuciones y delitos de alto impacto que han transcurrido. Horas después, en una rueda de prensa en la capital mexiquense, el perredista mencionó que tiene conocimiento de que existen grupos de ciudadanos en ‘autodefensa’ en el municipio de Ecatepec y en la zona sur del estado.

Consideró que mientras la autoridad no reconozca el grave problema de inseguridad que se vive y tome cartas en el asunto, continuará la ola de violencia que azota a la entidad; pero confió plenamente en que el gobierno encabezado por Eruviel Ávila pueda garantizar la seguridad pública.

“Es necesario que el gobierno de Eruviel Ávila Villegas establezca una estrategia de seguridad que dé certeza y garantice la integridad de los mexiquenses, porque no sería conveniente la creación de ese tipo de grupos de autodefensa. Es necesario que la población tenga confianza en sus autoridades para combatir a la delincuencia”, dijo.

Asimismo, indicó que la violencia e inseguridad que se vive en el Estado es muy diferente con relación a la que existe en Michoacán y Guerrero, por lo que la autodefensa surge como una necesidad, como una respuesta, ante la inacción del gobierno.

Consideró que la presencia de los militares haciendo funciones de policías no es lo más recomendable, pero en casos extraordinarios puede ser admitido, aunque se deben de tomar las medidas y acciones necesarias para que los policías sean los encargados de realizar esa labor.

Mientras tanto, en el municipio de Tultepec durante la inauguración del centro de salud San Pablito, el gobernador Eruviel Ávila dio instrucciones de implementar un escudo de seguridad en los límites con Michoacán y Guerrero para evitar el ingreso de la delincuencia organizada.

«Se querían pasar para acá aquellos que están delinquiendo», dijo.

En dicho escudo se tendrá la presencia del Ejército Mexicano, la Policía Federal, así como elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y de la Procuraduría General de Justicia de la entidad.