TEXCOCO, Edomex., 23 de noviembre de 2013.- La supresión sin aviso de paradas sobre la autopista Peñón-Texcoco provocó que niños de secundaria y preparatoria de la zona fueran llevados por las unidades hasta El metro San Lázaro, al periférico Oriente y hasta la comercial mexicana de Texcoco.

Madres de familia que bloquearon la autopista Peñón-Texcoco reclamaron a policías federales y choferes el supuesto secuestro de sus hijos y el riesgo que representó para los menores ser alejados de sus domicilios, algunos de ellos sin dinero para regresar a sus casas, “los que pudieron nos llamaron de sus celulares para decirnos hasta dónde los llevaron”, dijeron.

Los representantes de las líneas México-Texcoco y México-Tepetitlán, Jesús Villegas y Luis Miranda, respectivamente, argumentaron que las paradas fueron suprimidas por órdenes de la Policía Federal que les prohibió bajar o subir pasaje en la zona.

Por su parte, elementos de la Policía Federal señalaron que en la última reunión de seguridad se acordó suprimir esas paradas por la cantidad de asaltos que se han tenido en esta ruta, ya que choferes y usuarios afectados han señalado que los asaltantes suben antes de la caseta, asaltan en el trayecto y se bajan en las paradas de las colonias El Barco, Lázaro Cárdenas y Guadalupe Victoria.