AMECAMECA,Edomex.,19 de diciembre de 2013.- En las diferentes instituciones bancarias se da privilegio de atención a clientes potencial mientras que el común de las personas tienen que soportar largas y tormentosas horas en las filas para cobrar un cheque, hacer un depósito o simplemente hacer consulta.
Esto pone de mal humor a la gente que no tiene otra alternativa más que aguantarse al no ser cliente privilegiado que maneje cuentas estratosféricas para ser tratado con dignidad.
Por si fuera poco algunos bancos como el Banorte de Amecameca, solamente hay un cajero que tiene que atender a la fila común y la de los privilegiados donde hay gente que muy tranquilamente llega y en cuestión de minutos le resuelven sus trámites.
La situación es vista como un acto de discriminación de los empresarios bancarios hacia el común de la gente ya que les importa más quien les deposita grandes cantidades de dinero que las personas humildes que son las que mayormente llenan los bancos.