TEXCOCO, Edomex., 14 de diciembre de 2014.- Demanda el senador Alejandro Encinas a las autoridades del Estado de México a aplicar la Alerta de Género, a fin de garantizar la seguridad de víctimas y familiares que emiten alguna denuncia; así como tomar medidas urgentes frente a la desaparición de niñas, niños y adolescentes en el país y realizar investigación exhaustiva en cada uno de los casos.

 

Señaló que en los últimos dos sexenios, el Estado de México se ha visto envuelto en un contexto de violencia hacia las mujeres que ha quedado exento de justicia; de enero de 2005 a agosto de 2010, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) registró en el Estado de México 922 casos de feminicidio, de los cuales en 526 no se conoce la identidad de los agresores.

 

Alejandro Encinas afirmó que en el Estado de México la demanda por parte de la sociedad y la opinión pública es para que se emita una Alerta de Género, misma que se ha evitado desde antes del gobierno de Eruviel Ávila.

 

Añadió que las cifras de mujeres desaparecidas, asesinadas, violadas, ultrajadas, es decir, violentadas de alguna forma, han detonado las críticas ante las calificaciones que ubican a la entidad con una mejoría sistemática. «La Alerta de Género se exige ante el recuento de las niñas desaparecidas y asesinadas en los últimos seis años, aseguró el senador».

 

Encinas Rodríguez apuntó que el OCNF, acompañado de otras asociaciones, ha solicitado al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEV) que se declare Alerta de Género en por lo menos ocho estados de la República; sin embargo, el SNPASEV y los gobiernos locales han impedido que se apruebe este procedimiento en reiteradas ocasiones.

 

El SNPASEVM, integrado por las secretarías de Gobernación, de Desarrollo Social, de Educación Pública, de Salud, de Trabajo y Previsión Social; además de la Procuraduría General de la República, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, el Instituto Nacional de las Mujeres y las instancias de las mujeres de las 32 entidades federativas rechazó la Alerta de Género en julio pasado y determinó que las organizaciones civiles no han demostrado que existe una verdadera situación de violencia de género en el Estado de México. Con esa decisión, se rechazó por segunda ocasión en la entidad; la primera vez ocurrió en enero de 2011.

 

Ante ello, el senador manifestó que los feminicidios son “delitos de estado” pues, hasta la fecha, las autoridades se han negado a reconocer este trágico fenómeno; de igual manera, la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH) señaló como responsable al gobierno mexicano de violar los derechos humanos de las mujeres, al no prevenir las agresiones y las muertes de tantas mujeres.

 

De acuerdo con datos facilitados por el OCNF, entre 2010 y 2013 fueron asesinadas en México 3892 mujeres y sólo 613 casos fueron investigados como feminicidio.

 

Solamente se sentenció al 1.6 por ciento de los encausados; es decir, otro factor que no abona para erradicar o por lo menos controlar el feminicidio en México es la impunidad, un lastre que arrastra todo el sistema judicial del país, sentenció.

 

Ante estos hechos, el senador por el Estado de México señaló que la declaratoria de Alerta de Género es una necesidad imperante en el país, ya que diariamente hay entre cinco y seis mujeres muertas con exceso de violencia.

 

Los estados de Veracruz, Chiapas, Sinaloa, Coahuila, Chihuahua, Guerrero y Oaxaca son los de mayor incidencia, pero el Estado de México encabeza la lista con más de 12 muertas cada 24 horas, precisó.

 

Lamentó que el gobierno del Estado de México sólo reconoció como feminicidios 140 de 535 asesinatos contra mujeres mexiquenses durante los últimos 23 meses, de ahí la necesidad de declarar la Alerta de Género en el Estado de México.

 

De acuerdo con cifras oficiales, desde que se tipificó el delito del feminicidio en el Estado de México en marzo de 2011 a la fecha se han cometido hasta 500 asesinatos de mujeres, pero sólo 133 han sido declarados feminicidios.

 

Si a esto le sumamos el dato que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que indica que en México cada tres horas una mujer es asesinada, obtendremos una cifra aún mayor de las mexicanas que han sido víctimas de la violencia.

 

En el Estado de México los 10 municipios con más feminicidios son Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco y Cuautitlán Izcalli.

 

Las muertes son sólo un eslabón de esta cadena de crimen que no se quiere evidenciar. Las mujeres se sienten desprotegidas por el Estado, por lo que es urgente activar un mecanismo que ponga fin a tantas muertes.

 

El gobierno anterior y el actual, ambos del PRI, se han negado a reconocer que exista un problema de feminicidios, ya que destapar esta alcantarilla implicaría un golpe político a ambos gobiernos, el estatal y el federal, finalizó el senador Encinas.