TOLUCA, Edomex., 21 de diciembre de 2013.- El deseo y objetivo de Aarón Anastasio Rojas para el próximo año es tratar de colocarse en alguna fábrica del Parque Industrial Toluca 2000 y así poder dejar el crucero de avenida López Portillo y Boulevard Aeropuerto, sitio donde durante los últimos seis años se ha desempeñado.

“Estoy pensando que para el 2014 buscaré trabajo en el parque industrial, en el Toluca 2000. Voy a ver si hay un chance”, comenta el joven de 22 años de edad quien el ciclo escolar pasado concluyó con éxito sus estudios de educación media superior en el plantel 171 ubicado en Temoaya.

Acostumbrado a desempeñarse de 9:00 a 15:00 horas de lunes a sábado, el joven Aarón que tiene como pasatiempo favorito ver caricaturas y películas animadas de acción de manufactura oriental, subraya que en la presente temporada decembrina no faltará al crucero, porque en ocasiones llega a obtener hasta 300 pesos diarios.

“Cuando le pongo ganas sí sale para el pasaje, la comida y todavía me queda un poco de dinero. Para llegar al crucero y regresar tengo que gastar 60 pesos diarios, tomó tres camiones, el primero es el que me trae de mi pueblo Jiquipilco El Viejo a la cabecera de Temoaya, luego tengo que tomar otro a la cabecera municipal de Otzolotepec y de ahí agarró uno que pasa por este crucero y de regreso lo mismo”, explica Aarón que es el mayor de una familia de cinco integrantes.

El joven preparatoriano está perfectamente consciente que con la construcción del distribuidor vial que se tiene proyectado para dicho crucero se terminará su actividad de limpiaparabrisas, por lo que está empezando a evaluar algunas opciones laborales, junto con 45 de sus compañeros que se desempeñan en la zona.