Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Acción penal a quienes aumenten costo de transporte

Eduardo Alonso/Quadratín Edomex
 
| 16 de febrero de 2017 | 16:53
 A-
 A+

TOLUCA, Edomex., 16 de febrero de 2017.- Desde hace tres años y nueve meses, la tarifa mínima del transporte público de pasajeros se mantiene en 8 pesos por viaje en el Estado de México, por lo que a principios del presente año los empresarios del ramo ordenaron a sus operadores incrementar, sin autorización de la autoridad, el pasaje a 9 y 10 pesos por traslado.

Un mes después a dicha acción irregular por parte de los operadores de las unidades del servicio público de pasajeros, el nuevo titular de la Secretaría de Movilidad, Edmundo Ranero Barrera, sostiene públicamente una postura firme y advierte que habrá sanciones de 100 a 500 salarios mínimos de multa, e incluso procedimientos penales contra aquellos choferes que exijan a pasajeros cobros por encima a los autorizados y/o tengan un comportamiento irregular.

A principios del presente año los operadores del transporte aprovecharon la inestabilidad que generó el incremento a los combustibles -gasolinazo-, por lo que optaron por cobrar 9 y 10 pesos por viaje, oleada de abusos que no pudo ser controlada por el ex secretario, Isidro Pastor Medrano (hoy aspirante a candidato independiente), ni por Edmundo Ranero, nuevo titular de la dependencia.

No obstante, esta tarde el gobierno del Estado de México sostiene una postura firme e indica a través de un comunicado:

“Aquellos operadores de transporte público que alteren las tarifas del pasaje serán sancionados conforme lo señala la ley”.

Se añade que se “instruyó a directores de zona y delegados municipales verificar permanentemente a las unidades que prestan este servicio, para detectar y resolver cualquier tipo de anomalía”.

La comunicación gubernamental también precisa que aquel ciudadano o usuario del transporte público que detecte algún comportamiento indebido por parte de algún funcionario, lo denuncie de forma inmediata, ya que en todo momento se sancionará “cualquier abuso, omisión o negligencia, por parte de los servidores públicos también será sancionada, inclusive con el cese inmediato”, se puntualiza.