TOLUCA, Edomex., 1 de febrero de 2019.- En las próximas horas, el Valle de Toluca enfrentará una escasez de diésel que agudizará la problemática de desabasto de combustible en el primer puente largo de año.

La Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (ADIGAL), alertó la situación y urgió que sea reabierto el ducto Tula-Toluca que cumplió más de un mes sin operar.

El presidente de los gasolineros, Jorge Luis Pedraza Navarrete, indicó que previo al primer puente largo del año, la paraestatal buscó dar mayor prioridad al traslado de gasolina magna para los conductores que saldrán de viaje, aunque se dejó de lado el suministro de diésel.

Los camiones de transporte público y las unidades de los servicios públicos, como el de basura, podrían ser de los más afectados.