Vaya que durante el sexenio pasado le fue bien al pillo de Gerardo Ruiz Esparza, el artífice del malogrado y oscuro tren interurbano.

El impresentable mexiquense compró seis departamentos de contado.

Los depas, claro, no son del Infonavit, son, digamos, un poquito más grandes y lujosos.
¿De dónde salió el dinero para comprar tantos bienes?

Millones de pesos en sus propiedades.
La 4T va tras él.

Ojalá pueda explicar sus extraordinarias compras…