Antes de la noche de brujas, que le curen el espanto a Erwin Lino, el otrora todopoderoso secretario particular del presidente Enrique Peña Nieto, pues podría ser llamado por la justicia ante las revelaciones de uno de sus hombres más cercanos, José Carlos Pacheco, que en su calidad de funcionario de Pemex durante el sexenio pasado, presumía su cercanía con Lino, al grado de que aseguraba que éste lo había colocado en Petróleos Mexicanos, y a él reportaba todo; ahora habló sobre el dinero que salió de la paraestatal para la campaña de Peña.

Sin empacho, en grabaciones dadas a conocer, se escucha a Pacheco hablar de su cercanía con el secretario particular de Peña, y cómo desde el gobierno de Felipe Calderón se desvió dinero para la campaña a la Presidencia del mexiquense.  

Es momento de que Erwin comience a hablarle a sus abogados pues, aseguran en Gobierno de AMLO, pronto tendrá que hacer una visita a la Fiscalía, y no podrá llevar disfraz de Halloween.