Oficina todo incluido

“Si nos da permicito, porfa, porque ya vamos a cerrar”. Así le tiene que decir a Victorino Barrios, el nuevo contralor de la UAEM, que despacha desde el Toks frente a Rectoría. Entre el baño y la cocina está la oficina de este hombre que fue designado por la Cámara de diputados para el puesto. Algunas meseras ya andan medio encabritadas pues, a veces, Barrios les quiere ordenar dictado en taquigrafía, mientras le sirve una sopa Toks.

La apuesta de Higinio

Morena en Edomex le ha apostado a Mario Delgado. Higinio Martínez le organizó una bonita visita por la entidad, y lo placeó con alcaldes y diputados de su partido. La apuesta parecía correcta, hasta este lunes, cuando Porfirio Muñoz Ledo clarificó que sus números le indican que él será el próximo líder del partido de AMLO. Muñoz Ledo desprecia a Higinio y a toda su corriente, por considerarlos mercenarios de la política de izquierda. Si ya estaba lejos la candidatura de Martínez al Gobierno de Edomex, si Porfirio llega, ni en tren llegará.

Manto de impunidad.

Asesinar a alguien y luego meter sus restos en un tambo para, a su vez, arrojar éste al río Lerma, no es una acto de desaparición de un cuerpo: es un mensaje de que la delincuencia o los infractores de la ley pueden hacer lo que quieran sin temor a ser capturados, al menos que hayan agredido a una familia de abolengo político o económico en la entidad. Si no es así, tiene asegurada la libertad e impunidad que en México sigue siendo una cobija que cubre casi a todos. Algo huele muy mal en el país y no es el Covid el que está pudiendo los cuerpos de los infectados, sino algo mucho más peligroso.