Berrinche y despido fulminante en Ocoyoacac

La presidenta municipal, Anallely Olivares, corrió hoy a su tesorero porque éste no pagó una facturas a los amigos de la edil, de 13 millones de pesos.

El defenestrado funcionario dijo que ese dinero era para aguinaldos y no estaba contemplado ese pago, a lo que la beoda funcionario lo despidió por no acatar la orden.

Así es que ya saben los trabajadores del ayuntamiento: sino les pagan su aguinaldo es porque Anallely prefirió pagarles a sus cuates.